8/4/13

Homenaje desde Mi Blog a JUAN PABLO VILLOLDO

Video-Entrevista - Fenómeno Ovni

HOMENAJE A UN HEROE EN LA PLATA


El reciente Desastre climatológico sucedido en la Ciudad de la Plata dejó una gran cantidad de víctimas fatales. El espìritu solidario de algunas personal generó tanta adrenalina que unos pocos contados con los dedos de una mano se lanzaron a la protección de los más vulnerables en los eventos catastróficos. Uno de ellos es parte de la comunidad Ufológica Argentina, JUAN PABLO RUIZ VILLOLDO, integrante y colaborador de la Fundación Argentina de Ovnilogía (F.A.O.), encabezada por el reconocido Investigador Luis Burgos. Juan Pablo una persona de Bajo perfil y desbordante de la humildad más profunda es oriundo de la Ciudad de la Plata y no es la primera vez que encausa una cruzada contra las inclemencias del tiempo, en años anteriores vecinos del lugar también lo recuerdan por su intrépido accionar en ayuda del prójimo.
El siguiente video se trata de una investigación realizada en la Provincia de Entre Ríos cuya primer presentación escrita la encontarán en este Blog en el link: http://enigmavirtualovnisymutilaciones.blogspot.com.ar/2008/09/investigacin-ovni-testimonial-de-luces.html.
 Oportunidad en que junto a Omar Izaguirre pudimos entrevistar a Ramón cóceres testigo de avistamiento ovni entorno a una Mutilación en la Localidad de Maciá departamento de Rosario del Tala, Entre Ríos.
Realmente un honor haber encontardo un amigo de la vida y a quién los más allegados le llaman "El Brujo", dedico este momento compartido en una investigación Ufológica a Un GRANDE a Un HEROE en todo sentido de la palabra...a un Gran Amigo....





Juan Pablo la Plata from DANIEL PADILLA on Vimeo.

23/3/13

Aparición de vacunos mutilados. Rocamora Entre Ríos



Mutilaciones en Animales

Aparición de vacunos mutilados. Rocamora Entre Ríos

La actualidad 2013 en Mutilaciones insinuó una vez más una línea investigativa, más allá de estar fuera de toda predicción en cuanto a la referencia de datos que surge de la investigación que llevo adelante. El hecho que se haga público un ataque de características llamativas, en cuanto a la cantidad en una sola propiedad, constatada en el mes de febrero de 2013, causan en la línea de investigación un dato acentuado. Desde que estoy en esta búsqueda, es la primera vez que esto ocurre fuera del período constatado, pero ciertos otros elementos que acompañan este período anual en meses se mantienen…


Los Períodos

Intentando buscar respuestas más allá de quién lo hace, necesario es encontrar las coordenadas del ataque…del momento…con el objetivo de estar cara a cara con el escurridizo perpetrador. En esta búsqueda, y en el intento de dar respuesta a otras incógnitas, con el fin de encausar la respuesta de la primera, comenzamos a buscar si existe un determinado momento para realizar  el ataque, o si deben darse ciertas condiciones para que lo hagan. Fue entonces dónde las estadísticas comenzaron a confluir en una respuesta más que sugestiva con un aire esotérico.
La posibilidad de haber tenido acceso a muchas Mutilaciones de las que hemos llamado “Tradicionales” además de la propia observación periférica de los hechos, centramos atención en las fechas de las Muertes aproximándonos lo que más pudimos al deceso real del animal. Sobre una “X” cantidad de ataques mutilatorios llegamos a la confección del siguiente esquema, determinando un “período puntual”, basado en un período Lunar y que, bajo la òptica investigativa,  refleja una cantidad de días probables de ataques en el mes, por  sobre el período anual que va desde abril a setiembre en lo que llamamos “período anual”, y que constata el “momento depredador” probable en un 98%:




2007 y 2013 Rocamora. Campo San Diego

 2007 Dos equinos y cuatro probables bovinos mutilados

En estos prácticamente 11 años de búsqueda detrás de la muy inteligente entidad que yace detrás de los sucesos de mutilaciones en animales, el establecimiento “San Diego”, propiedad de Edgardo Raùl Slootmans, no es nuevo en campo de “cosechas mutilatorias” de ganado. Si bien mi intención personal es tratar de difundir esta problemática, el material recogido entorno a mutilaciones en estos años es realmente muy interesante por lo que la dosificación a través de este blog se hace necesaria. Como he comentado a mis allegados el material que aquí transcribo en columnas es un 15 % aproximado de todo lo documentado durante el acceso a este fenómeno. Sepan disculpar a los lectores de mi Blog por cercenar tal información. Pero a raíz de la perpetuación de los hechos en la zona veo necesario desempolvar algunos otros sucesos vinculantes en beneficio de aportar más datos sobre los hechos actuales…
Entre los días 15 al 18 de octubre de 2007 el establecimiento San Diego fue parte de la oleada mutilatoria que por esos tiempos asolaba la provincia de Entre Ríos. Allí, absorto contemplaba a dos equinos de su propiedad, Lalo Slootmans. Su inquietud a raíz de escuchar las noticias que en ese año reflejaban los medios lo llevó a tomar contacto con el Dr. Roberto Lezcano quien por ese entonces se sumaba a nuestra “búsqueda” en el enigma de las Mutilaciones en ganado. Acompañados por el “melli” uno de los hijos de Lalo y gracias al contacto que tenía él con Omar Izaguirre ya que omar ejercía cono oficial de Policía en esa dependencia de Rocamora,  pudimos acceder la tarde misma siguiente al posible ataque. Si bien no hubo intervención veterinaria. Se pudo constatar las heridas mutilatorias en Quijada derecha y faltante de ojo del mismo lado, así como perforación de ano. Pero el hallazgo más significativo fue que por primera vez nos dimos cuenta de micro-perforaciones plasmadas en el cuerpo del animal. La observación minuciosa del Dr. Lezcano llevó a detectar esta casi total correspondencia en la mayoría de los casos de mutilaciones en mayor o menor grado. Y con la observación y recogimiento de muestras posteriormente de hongos surgidos de las propias perforaciones observadas. En un día similar a los terneros actualmente encontrados. Bajo casi las mismas inclemencias climáticas de intensas lluvias, yacían más allá, cerca de los 100m de la posición de los caballos en grupos de dos, cuatro animales bovinos con signos de mutilación. Debido a la gran cantidad de agua acumulada en sus entornos, la observación se hizo a la distancia, sin confirmar si se trataba en realidad de “mutilaciones tradicionales”.










Sin ampliar mucho mas la información sobre los casos del 2007, es que hago la referencia anterior, ya que, considero que Lalo, es una víctima más de la indiferencia e inoperancia de las autoridades institucionales todas, y de quienes nos gobiernan, y que a la hora de dar una línea explicativa cierta de los sucesos actualmente registrados y de reincidencia en la zona, solo caen en contradicciones totalmente nefasta para la investigación misma y denigrante para la injerencia que debería tener la propia comunidad científica.


2013 ocho mutilaciones y 6 muertes probables vinculadas

 El martes 19 de febrero, la llamada del Doctor Lezcano alertándome de la novedad  podría haber resultado una sorpresa…pero no.  Aunque llamaba la atención si Tenemos  en cuenta que el suceso se salía del período anual anteriormente especificado, no así si basamos nuestra atención en algunos patrones específicos concomitantes y que acompañan a los sucesos mutilatorios como lo es el esquema del período Lunar  y el notable descenso de la temperatura impropia para este mes de febrero durante esos días. Entonces la probabilidad de la mutilación Tradicional tomaba fuerza.
Constatados ocho mutilaciones documentadas, posteriormente 5 muertes en bovino vinculantes probablemente y la posibilidad cierta de la aparición de un equino también con mutilaciones en un campo vecino.
Aunque el Miércoles 20 se hizo presente la policía de Rocamora, estos no accedieron debido a las inclemencias del tiempo y la ardua caminata que debería hacerse hasta el lugar, cerca de los 3000 m desde la ruta Nº39








Nuestro acceso permitió, en compañía de Lalo, realizar una necropsia informal a cargo del Dr Lezcano a uno de los animales encontrados, con la novedad que se trataría de un animal muerto hacía pocas horas en relación con los demás. Este animal se encontraba de cúbito lateral izquierdo: faltante de ojo, corte de lengua hasta el frenillo, mutilación de ano y marcas de aparente comienzo mutilatorio en el pecho, y aparente apretón  en las ingles... Si bien estas marcas llaman la atención, no son nuevas en casos de mutilaciones en animales que me toco ver, pero si,  suman una cualidad más a las encontradas. Es así que la marca es en forma de V invertida con el vértice en posición señalando la cabeza(a modo de flecha) y en las ingles de presuntos “agarres” bajo mi humilde óptica, es un aporte más que novedoso a la investigación. Otra de las observaciones estuvo centrada en el corazón del animal. Lo que más llamó la atención al médico fue la presencia de la totalidad de la sangre coagulada llenando 100% las distintas cavidades coronarias, hecho para nada nuevo en mi observación, debido a que por allá por el año 2002 nos atrevimos a eviscerar un animal mutilado en la zona de San Cipriano, no lejos de allí. En esa oportunidad constatamos lo mismo, pero al ser un neófito en aquellos primeros pasos y sin presencia profesional, todo quedo en la incógnita de la normalidad o no de lo visto. Hoy podemos decir que la anomalía es real, ya que en el cuerpo muerto la sangre debería estar licuada, mas allá que pudiera existir coagulación en la vena cava en una patología aproximada como la Reticulitis traumática, pero la pregunta que aquí hago es para los Facultativos: ¿Existe una patología dónde  justifique una causa de muerte que presente total coagulación en sangre aurícula y ventrículo del corazón?

 Marca en "V"


 Ingles derecha
 Ingles Izquierda

Sangre coagulada en corazón


Los Diagnósticos y las Instituciones

Cuando leí  posteriormente algunas declaraciones de la Policía a la prensa, no sabía si reír o llorar. Por supuesto que en 11 años de investigación, ha existido rotación de cargos dentro de esta institución… y muchos. A tal punto que ya todos olvidaron al pequeño ratón “hocicudo rojizo”, la “chaqueta amarilla” o el carnívoro insecto. Algunos entendieron que es necesario recurrir a la ciencia y a diagnósticos creíbles, pero con la lamentable tendencia de seguir justificando lo injustificable. Es así que la policía declara después de ocho días de haber encontrado muertos los animales, y luego de más de 24 hs de haber accedido al lugar, lo siguiente:
  Minutos antes de las 23 la radio de Basabilbaso supo que los elementos recogidos por la comisión policial encabezada por Cancio correspondería a muerte por carbunclo bacteriano, carbunco o ántrax. Se trata de una enfermedad infecciosa, conocida desde la época colonial, de curso agudo altamente contagiosa, que afecta preferentemente a los rumiantes, siendo transmisible a otros animales, incluido al hombre...”.

En una interconsulta del Dr. Roberto  Lezcano con una alta autoridad del senasa y en base a documentación fílmica, fotográfica y relatada, se dictamina como diagnóstico presuntivo: carbunclo sintomático o mancha, también llamado pierna negra o gangrena efisematosa. Al ser consultado por un medio el Dr. Roberto declara ni más ni menos que la interconsulta realizada: 
 “…El profesional contó que tomó muestras en dos animales, "que tenían un par de horas de muerto", y esto le permitió reunir evidencias que ayudaron a que profesionales veterinarios concluyeran, en un 90%, que "los animales sufrieron "Mancha", una enfermedad infecciosa aguda caracterizada por inflamación de los músculos, severa toxemia y alta mortalidad que afecta a bovinos jóvenes de 6 meses a 2 años de edad aproximadamente, cuyo agente etiológico es una bacteria", y se apresuró en señalar, que de acuerdo a los que dialogó con médicos veterinarios "desde el punto de vista epidemiológico, los bovinos adultos son naturalmente resistentes a la infección por este microorganismo".


Naufragando entre cientifismo e investigación

El tan acertado concepto o descripción de John Carew  Eccles sobre cientifismo  encastra como anillo al dedo en esta presente situación, en la que deberíamos eliminar toda presunción de teorías conspirativas a pesar de la rápida expedición declaratoria mediática de la Policía. Así dice:

“Una insidia perniciosa surge de la pretensión de algunos científicos, incluso eminentes, de que la ciencia proporcionará pronto una explicación completa de todos los fenómenos del mundo natural y de todas nuestras experiencias subjetivas: no sólo de las percepciones y experiencias acerca de la belleza, sino también de nuestros pensamientos, imaginaciones, sueños, emociones y creencias. Es importante reconocer que, aunque un científico pueda formular esta pretensión, no actúa entonces como científico, sino como un profeta enmascarado de científico. Eso es cientifismo, no ciencia, pero impresiona fuertemente al profano, convencido de que la ciencia suministra la verdad. Por el contrario, el científico no debe pretender que posee un conocimiento cierto de toda la verdad. Lo más que podemos hacer los científicos es aproximarnos más de cerca a un entendimiento verdadero de los fenómenos naturales mediante la eliminación de errores en nuestras hipótesis. Es de la mayor importancia para los científicos que aparezcan ante el público como lo que realmente son: humildes buscadores de la verdad”

Ahora, la rápida pero nefasta declaratoria policial, no hace ni siquiera referencia a la explicación o no del por qué de las partes mutiladas. Pero las declaraciones del doctor Lezcano, quién brindó una guía para que especialistas institucionales del senasa dieran una presunción, sin haber estado en el lugar, brindan la percepción de quién se ubica en el lugar del “humilde buscador de la verdad”,  además, Roberto Lezcano obliga al facultativo veterinario a expedirse sobre las partes mutiladas no pudiendo darle una explicación al respecto. Si bien la necropsia realizada da a ciencia cierta la causa de la muerte la Mancha, bajo mi propia óptica lo que observo es una evidente trombosis con demasiada acentuación en la comparativa a otras vistas en casos de Mancha. La cual sumada a la anomalía de la coagulación total de sangre en corazón, con el agregado de las partes mutiladas y las marcas encontradas sobre el cuerpo de algunos animales, además de sumarse la opinión, en una interconsulta realizada, de un reconocido ingeniero y facultativo universitario, especialista en carnes oriundo de la Provincia de Córdoba, quién agregó que le llamaba la atención la trombosis en cuello impropia a tamaña escala, de la mancha, ya que, como dije, también es denominada “pierna negra”, lugar donde se concentra la trombosis característica del clostridium chauvoei. Sumo además comparativas encontradas en animales vivos que aquí no describo y que surgen de la investigación, en datos concretos recolectados a través de estos 11 años, por eso, y por el evidente naufragio entre cientifismo e investigación oficial, es que me atrevo a dar una escenificación de las muertes:
Por algún motivo especial la zona central de la provincia es elegida para incursionar reiterativamente por un evidente depredador mutilador de ganado. Podría afirmar que ese “motivo especial” se trataría de un “elemento especial: EL AGUA y el humedal característico de la Mesopotamia. Elemento significativo que favorecería el contacto intimo con nuestro ganado. El inhóspito paraje del establecimiento San Diego facilitaría un desmán del depredador. La observación de Edgardo Slootmans no es menor. Parados en medio de la aparente calle de gramilla significativamente marcada, mirábamos hacia el Río Gualeguay en una orientación este- oeste… comentaba: Sería posible que al rebaño de animales jóvenes los hayan arreado en forma de corrida persecutoria? Así estaban diseminados a un lado y a otro de la calle que desemboca en el Río. Tres animales marcaban esta trayectoria. Otros tres yacían en línea hacia el final de la calle, ya cerca del río y paralelo a este, prolongando una hipotética estampida de huida por la calle limitada por el mismo río al final. Motivo que llevó a los animales dar un giro y desplazarse en forma paralela al Gualeguay en escape de un seguro perseguidor. Unos lo lograron, ocho quedaron en el camino. Las más que bruscas huellas de manipulaciones encontradas, marcas y mutilaciones, hablan de un contacto energético e invasivo, detectado respectivamente en la cornea de su  otro ojo de color blanquiceleste por un lado y por otro la invasiva “explosión clostridial” causada por la ANAEROBICA acción de la bacteria, posiblemente el clostridium chauvoei, donde su rápido avance es favorecido por el contacto agresivo con el depredador unido a cierta acción lumínica, que posiblemente ac eleraría los procesos naturales a grado más elevados produciendo la multiplicidad de trombos. Alta coagulación en sangre y corazón.  Además de la ceguera, que muchas veces es observada en procesos naturales de demasiada exposición solar de animales bovinos. Y es bueno también decir que,  debido a que el animal fue encontrado con apenas unas horas desde su deceso, su temperatura corporal estaba elevada a mas de 40º echo palpable al hacer la necropsia con el tacto a través de los guantes de goma mayada con tela. Entiendo que el acelerante que desencadenó la muerte de los terneros, como una muerte súbita a causa de la aparición repentina de el clostridio que favorecido por la falta de oxígeno  en algunos músculos debido a los apretones e incidencia lumínica sumado al estrés sufrido, marca justamente el accionar abominable del ataque mutilatorio, razón por la que considero es la causa principal de la muerte de los animales atacados durante ese período lunar. O sea que murieron a causa del traumático ataque que le ocasionaron las heridas. Concepto que afirma la línea investigativa que llevo adelante en el fenómeno de Mutilaciones de ganado.


DEDICADO A MI AMIGO EDGARDO RAUL SLOOTMANS EN UN APOYO PERSONAL HACIA LOS COMENTARIOS CON TINTES IRONICOS DEL QUE FUE VICTIMA A RAZON DE LA FALTA DE RESPUESTAS POR LA INOPERANCIA Y NEGLIGENCIA DE PARTE DE LAS AUTORIDADES O INSTITUCIONES RESPONSABLES DE DAR RESPUESTAS Y RESARCIMIENTO A LOS HECHOS DEL QUE FUE VICTIMA.




© 2013 TODOS LOS CONCEPTOS VERTIDOS DE INVESTIGACION PERTENECEN A DANIEL UBALDO PADILLA